17 de marzo de 2016

El Atlas de Marruecos: cuántas vidas y cuan diferentes a la nuestra.


Mujeres camino de un poblado del Atlas (Marruecos)
"Cuántas vidas...". Más que una afirmación era una reflexión en alto. Cuantos modos de vida y qué contraste; el de mundos diferentes que se observan sin llegar a entenderse. La mirada anciana del bereber que con su túnica remangada y una especie de azada puntiaguda horada con parsimonia un pequeño canal que poco a poco irá cambiando el curso de la corriente del río que baja del Alto #Atlas, entre terrazas de nogales, cereales, frutales, con calma, en trabajo sosegado, sin llegar a comprender el afán de frenesí que le venden cuando observa esa caja que le teletransporta a realidades que el desconoce y no comprende. Las mujeres que despluman las gallinas, en grupo, entre risotadas, después de volver del río de haber lavado la ropa, mantas, alfombras, que ahora se ven coloridas sobre el sobretecho de los edificios de adobe. El hombre que baja las bombonas de gas en un raquítico burro camino de la carretera más cercana, los dos que le acompañan detrás llevando otra bombona. Los niños que corretean por el poblado bereber a primera hora del día; los que vuelven del colegio del pueblo de al lado haciendo autostop y alguna que otra travesura. Este mundo que respira los aires que bajan del Yebel de #Toubkal; los poblados bereberes, de casas de adobe, rojizos, entre terrazas de cultivo y cactus, que no conocen de prisas, (¿quién ha oído aquí hablar de estrés?) y que dejan llevarse por los ritmos de estos aires. Cuántas vidas y cuan diferentes a la nuestra.

Original Instagram @eduazcona 0.04 pm 1/17/2016
Publicar un comentario