28 de julio de 2010

Día 8, Marrakesh, final del viaje

«Ya se acaba el día de hoy; nuestro último en Marrakesh y en Morocco. A la mañana hemos hecho el trayecto de Ouarzazate a aquí. La entrada a la ciudad se las ha traído –aquí están locos–. Y la entrega del coche, también; a nuestro amigo “Hugo” –el del alquiler del coche– , le temblaban las manos y se le levantaba la voz diciéndonos que le habíamos rozado el coche –recuerdan ese pequeño susto, con trompo descontrolado...–.» (Edu). «Estamos a punto de rematar el viaje. Hay que despedirse ya de Marrakesh, nos quedan apenas 10 horas en este país. Han pasado muchas cosas, de todo...» (Mikel).

«Estamos a punto de rematar el 
viaje. Hay que despedirse ya»

«Final del viaje. Aquí estamos sentados en una terraza hablando de lo que ha dado de sí. De los personajes que hemos conocido por el camino: el “guardacoches”, “Hugo Chavez”, el archienemigo, Huassain Abdul (el jetas),… Hoy por fin hemos probado el zumo de naranja de la plaza, nos ha enganchado y hemos repetido, también hemos repetido compras en la Medina, pero hoy estábamos curtidos. Hemos regateado cual berebere y habremos arruinado a más de uno. A los pamplonicas del Toubkal nos los hemos encontrado y cuando veníamos de dejar el coche también a Edurne con sus padres, ¡Qué pequeño es el mundo! Por cierto el Edu ha comprado unas cruces del Sur, eso si que es un auténtico “coleccionista de reliquias”...» (Kike).

Alto Altas y al Desierto



Post correspondiente a la serie "Marruecos: Alto Atlas y al Desierto
    Publicar un comentario