17 de agosto de 2009

Helsinki: última parada

El capitán informa que el ferry está entrando en el puerto de Helsinki. Dos horas escasas nos ha costado cruzar el Mar Báltico, de Estonia a Finlandia, en la comodidad de esta mini ciudad flotante. Atrás quedaron los ajetreos de Tallin, cuando un mensaje de texto nos informó que nuestro barco había cancelado el viaje. En principio, coger otro barco, retrasaba nuestra llegada a Helsinki; por otra parte, no teníamos reservado ningún lugar donde dormir, y todo parecía bastante ocupado. Mala pinta, inoportunos problemas del directo. Al final, todo sobre ruedas: barco con mismo horario y alojamiento.

No tenemos mucho tiempo para ver la ciudad, aunque, según lo que nos han comentado, con poco basta. Eso nos constatan un grupo de bilbaínos, con los que bajamos del ferry, aunque bien parece que estos solo han visitado la ciudad de noche.

Recorremos un par de calles, bien cosmopolitas. Nos acercamos al corazón de Helsinki; al fondo, la Catedral Uspenski; abajo, el puerto, que parece llegar hasta el mismo centro de la ciudad; al lado, la plaza del mercado. Raíles de tranvías por los suelos adoquinados, carriles de bicis en cada calle, barcos fondeando en el puerto. Un poco más allá, la Plaza del Senado, con unas escalinatas que llevan a la Catedral de Helsinki, en lo alto.

Helsinki


Terminamos nuestro día en Helsinki en un bar, con su concierto. Jóvenes, con sus uniformes de almirantes, marineros, o lo que sea, parece que van a terminar con la cerveza del local. Que imagen más peliculera.

Mañana cogeremos el vuelo de vuelta a casa, con parada en Londres. Esto se acaba.


Post correspondiente a la serie "Periplo por los Países Bálticos

1. Kaunas: primer día en Lituania
2. El momento
3. La barroca Vilna
4. El socialismo de Vilnius
5. La Colina de las Cruces
6. De playeo a Palanga
7. Klaipeda y el Istmo de Curlandia
8. La resurgida Riga
9. La medieval Tallinn
10. “Bueno gente, esto se está empezando a acabar...”
11. Narva: a cuatro brazadas de Rusia
12. Parque Nacional de Lahemaa: los bosques sobre el mar
13. Helsinki: última parada

.
Publicar un comentario