4 de febrero de 2008

Arrancamos

"La tormenta se ensañaba con las cumbres. El manto de nieve lo cubría todo, reinaba una luz tenue, apagada, que se quería abrir paso entre la cortina de nieve que caía incesantemente. La ventisca apenas dejaba apreciar su silueta difuminada, solitaria, prominente; más desafiante, si cabe, que nunca. Sin embargo, una figura asomaba entre los remolinos de nieve, ausente de la tempestad que azotaba la montaña. Sus movimientos eran decididos, seguros. Ninguna mirada atrás, ninguna duda rondaba por su mente. Era un coleccionista de reliquias. (...)"

-Sabemos de que hablamos, ¿no? ...-


Bienvenidos a este "tren loco",

All aboard!
!
Publicar un comentario